La Volpe (Si no le gustan los números ni vea esto)

A través de Notisistema, en uno de sus cortes hacían mención de los astronómicos costos de haber "mantenido" a la selección mexicana para poder ofrecer una participación digna y destacada allá en Alemania en el mundial cuyo título ganador aún se disputa.
Lo que me llamó la atención fue el sueldito que el señor La Volpe se embolsó dirigendo a la selección tricolor. Por ridículo, exagerado e imposible que parezca, estaba ganando ¡¡¡más de dos millones de dólares al mes!!! Sí, leyó usted bien: dólares. Algo así como cuarentaicuatro millones de pesos al mes. Sí, otra vez leyó bien: al mes.
Si damos por hecho que el señor La Volpe trabajó recibiendo ese sueldo por más de cuatro años, estaríamos hablando de -prepárese para conocer la cifra- ¡¡¡Dos mil ciento doce millones de pesos!!! ¡¡¡Dos mil ciento doce millones de pesos!!! ¡¡¡Dos mil ciento doce millones de pesos!!! ¡¡¡Dos mil ciento doce millones de pesos!!! ¡¡¡Dos mil ciento doce millones de pesos!!!
…Una cantidad que nunca verá usted junta ni en el más increíble sueño en su vida…Es más, ni siquiera lo podrá escribir con números a la primera…Pues eso ganó -y sigue ganando- el señor La Volpe.
¿Y eso qué?, pues nada, tomando en cuenta que ese dinero salió de patrocinios, particulares, empresas de comunicación y bla, bla, bla…Pero créame que me causan admiración los contrastes en torno a lo que se puede percibir en los empleos comunes y no comunes en nuestro lindo país. Un empleado común y corriente, como usted o como yo, percibimos al mes de cinco a diez mil pesos. Es decir, al año ganaríamos de sesenta a cientoveintemil pesos. En cuatro años, ganaríamos de doscientoscuarenta mil a cuatroscientos ochenta mil pesos. Ahora compare:
 
Cuatroscientos ochenta mil pesos Vs ¡¡¡Dos mil ciento doce millones de pesos!!!
 
Una casita modesta y no tan lujosa -haga de cuenta las ratoneras de infonavit- ya amueblada cuesta, además de mucho sudor y sacrificio, unos cuatroscientos mil pesos. Un carrito, desentito como un Tsuru 2005, vale unos ochenta mil pesos. Es decir, que para comprar una casita amueblada del amontonavit, perdón infonavit y un carrito como el del Pejelagarto, un ciudadano común y corriente, tiene que trabajar cuatro años sin comer, vestir, ni gastar en otra cosa que no sea patrimonio.
 
Por otro lado, en una zona residencial, una "casita" valdría algo así como tres millonsitos de pesos, amueblarla saldría un unos doscientos mil y un cochesito en unos doscientos mil, también. Nos da un total de tres millones cuatrocientos mil pesos.
Es decir, que al señor La Volpe le alcanza para comprarse más de quinientos paquetes lujosísimos de estos con casa, muebles y carro y le sobra para comida, vestido y sustento…
 
Chido ´pa´la banda ¿No?…Medite las cifras…
 "Que vibre méxico"…
 
Tleluz
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s