“Cuando las cosas malas le pasan a la gente buena”

Ese es el título de un excelente libro de Harold Kushner. En él explica cuál es esa lógica ilógica de las situaciones donde la ley del karma se queda corta y regala una maravillosa explicación sobre el papel de "Dios" en todo este rollo…
 
Según afirma Kushner en su libro, él era un ser humano ejemplar: buen amigo, buen hijo, buen esposo y para tener más contento a Dios, era pastor en una iglesia protestante. No había motivo aparente para que Dios lo castigara…
 
Nació su bebé. Creció como cualquier niño hasta que cumplió sus cuatro años. La pareja Kushner notó algo raro en él: no crecía lo que un niño de su edad debería crecer. Sus facciones se estaban alterando y su color de piel les preocupaba.
 
Llevaron al pequeños al doctor y les pronosticó un problema degenerativo. Según dijo el doctor, el niño "envejecería" siendo un infante; su pelo se caería y su tamaño no aumentaría. Lo más grave, también dijo el galeno, sería saber que su pronóstico de vida, no sobrepasaría los siete años.
 
Kushner se preguntaba muchas cosas ¿Por qué a mí? ¿Por qué debo yo PAGAR por un pecado que nunca cometí? ¿Por qué hay gente mala que tiene a sus hijos sanos sin problema alguno? ¿Por qué las cosas malas le pasan a la gente buena?…
 
Kushner meditó por muchas semanas. Recordó la historia bíblica de Job, ese personaje que le aseguró a Dios nunca dejaría de amarlo. Según esta historia, Dios hizo caer en Job las desgracias más lamantables que un padre de familia puede afrontar: hizo que Job perdiera a su esposa, a sus hijos, su patrimonio, todo con la finalidad de saber hasta dónde Job era capaz de seguir sin negar el amor del Todopoderoso. Según la biblia, Job lo logró. Perdió todo, inclusive la salud, y Job llegó a agradecer al Señor por tantas pruebas que le mandaba…
 
En ese momento, a Kushner se le iluminaron las ideas…La historia de Job, como muchas otras dentro de la biblia, eran mentira. El que Dios haya abierto el mar en dos para que pasara Moisés con su gente; la historia de Noé y la resurexión de Lázaro tristemente eran mentira pues al parecer, el objetivo de estas historias era reforzar la fe y el amor incondicional a Dios, pues parecería confuso relatar estos "milagros" que rompen con las leyes físicas básicas que el mismo dios nos dio. ¿Cómo era posible que Kushner, siendo un pastor Judío empezara a creer en que la biblia decía mentiras? Se sentía culpable. Pero había algo más allá de todo esto. Si Dios creía conveniente saber si Kuhsner lograba afrontar esa dura prueba ¿Por qué esa "prueba" tenía que llevarse entre las patas la vida de un niño inocente? Si Dios quería "calar" la fe de Kushner ¿Por qué la prueba no sólo era con él, sino con su único hijo? 
 
Kushner pensó que Dios era malo. ¿Qué Dios termina con la vida de un niño para probar la fe su padre?
 
Después -y tratando de acomodar sus ideas- pensó que tal vez no sería que el Creador fuera malo; sino limitado en sus poderes. A lo mejor Dios no tenía nada qué ver con la enfermedad de su hijo. ¿Entonces de qué servían tantas oraciones si Dios se "despreocupaba" de asuntos tan importantes como la salud de un niño? ¿Cuál era la lógica de todo esto? Si damos por hecho que el sufrimiento de aquella familia no tenía el objetivo de castigar o probar la fe…¿Qué finalidad tenía entonces?…
 
Después de mucha lectura, análisis e investigación, Kushner supo la respuesta. El objetivo del sufrimiento de aquel niño y de sus padres era: NINGUNO.
No había un objetivo divino. No había un Dios vengativo y mucho menos despreocupado. No había un plan divino para que todo aquello scediera. Kushner llegó a la conclusión de que el concepto que tenemos de Dios es erróneo. DIOS NO ES EL QUE IMPONE UNA ENFERMEDAD; DIOS NO NOS MATA, NO NOS CAUSA PROBLEMAS NI DECIDE NUESTRA SITUACIÓN ECONÓMICA. ÉL NO TIENE NADA QUE VER CON ESTO…
Dios no nos quiere ver sifrir. La "Gracia" de Dios no se centra en darnos o quitarnos a nuestros seres queridos.
 
Pero si Dios no tiene nada que ver con eso ¿Para qué sirve Dios, entonces?
 
Vamos a explicar: ¿Sabe usted lo que es la ley de gravedad? ¿sabe por qué al panadero que lleva su canasta en la cabeza no se le eleva su producto al aire?…Claro, por la ley de gravedad. Esa ley de gravedad es -según Kushner- un regalo de Dios. Pero esa misma ley hace que si albañil resbala del tercer piso caiga al suelo poniendo en riesgo su vida. ¿Cómo entonces Dios nos dio regalos que pueden ser peligroso?
Pues esa es la respuesta: Dios nos dio regalos que pueden ser peligrosos si no nos ponemos al corriente con las leyes físicas y biológicas. Y las enfermedades son eso, problemas biológicos en los que Dios no tiene nada qué ver. Desgraciadamente, el mundo guarda cierto caos aún. Si por ejemplo, en este momento en la casa de usted, amigo lector, y allí, donde está usted sentado, brotara un torrente de lava producto de un volcan en erupción, no sería culpa de Dios. Existe una explicación geológica a todo esto y no es porque era necesaio "probar su fe" o "castigalo" por los pecados cometidos.
A la geología, la física y biología le vale un comino si usted es bueno o malo. A Dios no. Dios sufre junto a nosotros cuando acontece una desgracia. Dios, además de darnos las leyes que rigen nuestra existencia, nos da un regalo inigualable que debemos valorar: LA FUERZA. Así es, si dios sirve para algo que no sea castigo y sufrimiento es para darnos FUERZA. He visto cómo personas desauciadas logran levantarse de entre el fango y ponen la muestra de que a pesar de la ineficacia de la "benevolencia" de Dios, se puede seguir adelante.
 
Retomemos la pregunta esencial: ¿Por qué le pasan cosas malas a la gente buena?
La respuesta sería: por la ley de la causalidad. Todo tiene una causa, pero lo que ya sabemos es que esa causa no es por orden divina. Causas biológicas, físicas, térmicas, químicas, aerodinámicas, psicológicas, etc, etc, etc y otro etc…
 
¿Y dónde están los milagros? ¿Cómo podemos ver algo parecido a la división del mar negro? ¿Cuándo veremos otra arca de Noé? Nunca. En serio, si usted resbala de la azotea le puedo asegurar no bajar una mano celestial a detener su caída, no.
Dios le va a dar fuerzas para recuperarse del trancazo; pero no lo va a detener.
 
Parece ser hemos limitado las funciones y alcances del Todopoderoso. Ya nos dimos cuenta que no todo lo sabe, ni todo lo puede ni todo lo ve. Lamentablemente pero así es. Dios sí existe; pero como una fuerza tremenda que vive y crece dentro de nosotros cuando esas mismas leyes que él nos dio trabajan en nuestra contra…
¿Sirve de algo rogarle a Dios para sacarnos la lotería? No. ¿Sirve de algo decir "Dios sabe por qué lo hace"? No. ¿Sirve agradecerle porque en accidente todos murieron menos nuestro amigo? No. DIOS NO SIRVE PARA ESO. DIOS NO EXISTE PARA ESO. DIOS NO ES ESO.
Hasta cieto punto, nos sentimos desamparados al asimilar esta realidad. Ya no tenemos a quién echarle la culpa de que Diego santoy haya asesinado a aquellos dos niños; y es que la gente decía "Dios sabe por qué pasan las cosas"…
 
Lo que nos deja esta reflexión es darnos cuenta de que debemos vivir con todas esas leyes y no contra de ellas. Tenemos libre albedrío y las decisiones que se tomen serán RESPONSABILIDAD DE NOSOTROS MISMOS. ¡¡¡Cómo es posible que haya gente que crea que las miles de muertes en la Segunda Guerra mundial tuvieron un objetivo divino!!! ¡¡¡Cómo es posible que las millones de muertes que ocacionó la peste bubónica sean parte de un castigo o una prueba de Dios!!!
———————————————————————————————————-
 
Tleluz.
 
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “Cuando las cosas malas le pasan a la gente buena”

  1. patricia maria dijo:

    Claro que estoy de acuerdo contigo chiquillo, pero no por eso las cosas dejan de ser dolorosas,  e incomprensibles, y es mas fácil asimilarlas cuado buscamos una explicación posible aunque sea la mas irreverente, es mas sencillo para mi pensar que nuestra niña es un angelito de Dios, que aceptar que simplemente murió. Es mas esperanzador creer que algun día me voy a reencontrar con ella en  el "cielo" a  saber que solo quedan de ella sus restos. Creo que "Dios" es ese hilo de Fé que necesitamos los seres humanos para seguir adelante con nuestras vidas y que nos ayuda con las cargas que son muy pesadas para nosotros. Te amo.
     

  2. Pedro Arturo dijo:

    Gracias, Paty. Respeto tu punto de vista y te puedo apoyar en él. Precisamente por eso creo todo esto: a veces Dios no se muestra benévolo, justo y coherente.
     
    "Cómo puedo creer en un padre que no explica -ni permite interrogantes- sobre sus fatales decisiones"
     
    Tleluz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s