Veintitantos…

 
 
 
Cuando tienes veintitantos

Una idea se vuelve muy peligrosa cuando es la ùnica que tienes…
Te encuentras a ti mismo zafándote de la multitud mas que en cualquier otro momento de tu vida.

Te empiezas a sentir inseguro y te preguntas dónde estarás en un año pero luego te asustas al darte cuenta que apenas sabes donde estás ahora.
Te empiezas a dar cuenta que hay un montón de cosas sobre ti mismo de las que no sabías y que quizás no te gusten.
Te empiezas a dar cuenta que tu círculo de amigos es más pequeño que hace unos años atrás…
Te das cuenta que cada vez es más difícil ver a tus amigos y coordinar horarios… Por diferentes cuestiones: trabajo, estudio, pareja, etc…
Y cada vez disfrutas más de esa cervecita que sirve como excusa para charlar un rato.
Las multitudes ya no son "tan divertidas"… Hasta a veces te incomodan…y extrañas la comodidad de la escuela, de los grupos, de socializar con la misma gente de forma constante.
Pero te empiezas a dar cuenta que mientras algunos eran verdaderos amigos, otros no eran tan especiales después de todo.
Te empiezas a dar cuenta que algunas personas son egoístas y que a lo mejor, esos amigos que creías cercanos no son exactamente las mejores personas que has conocido y que la gente con las que has perdido contacto resultan ser amigos de los mas importantes para ti.
Ríes con más ganas, pero lloras con menos lágrimas y con más dolor.

Te rompen el corazón y te preguntas como esa persona que amaste tanto te pudo hacer tanto mal.
O quizás te acuestes por las noches y te preguntes por qué no puedes conocer a alguien lo suficientemente interesante como para querer conocerlo mejor.
Y pareciera como si todos los que conoces ya llevan años de novios y algunos empiezan a casarse.
Quizás tú también amas realmente a alguien, pero simplemente no estás seguro si te sientes preparado para comprometerte por el resto de tu vida.
Atraviesas por las mismas emociones y preguntas una y otra y otra vez, hablas con tus amigos sobre los mismos temas porque no terminas de tomar una decisión.
Los ligues y las citas de una noche te empiezan a parecer baratos y emborracharte y actuar como un idiota empieza a parecerte verdaderamente estúpido.
Salir tres veces por fin de semana resulta agotador y significa mucho dinero para tu pequeño sueldo.
Miras tu trabajo y quizás no estés ni un poco cerca de lo que pensabas que estarías haciendo….. O quizás estés buscando algún trabajo y piensas que tienes que comenzar desde abajo y te da un poco de miedo.
Tratas día a día de empezar a entenderte a ti mismo, sobre lo que quieres! Y lo que no.
Tus opiniones se vuelven mas fuertes. Ves lo que los demás están haciendo y te encuentras juzgando un poco mas de lo usual porque de repente adicionas cosas a tu lista de lo que es aceptable y de lo que no lo es….. Al final acabas pensando quién decide que es correcto y  que no!!
A veces te sientes genial e invencible y otras………….simplemente solo, con miedo y confundido.
De repente tratas de aferrarte al pasado, pero te das cuenta que el pasado cada vez se aleja más y que no hay otra opción que seguir avanzando.
Te preocupas por el futuro, préstamos, dinero…
Y por hacer una vida para ti.
Y mientras ganar la carrera seria grandioso, ahorita tan sólo quisieras estar compitiendo en ella. Lo que puede que no te des cuenta es que todos los que estamos leyendo esto nos identificamos con ello.
Todos nosotros tenemos "veintitantos" y nos gustaría
volver a los 17-18 algunas veces. Volver a esa época de pocas
responsabilidades…
Parece ser un lugar inestable, un camino en tránsito, un desbarajuste en la cabeza…
Pero TODOS dicen que es la mejor época de nuestras vidas y no tenemos que desaprovecharla por culpa de nuestros miedos…
Dicen que estos tiempos son los cimientos de nuestro futuro. Parece que fue ayer que teníamos 18…?! Entonces mañana tendremos 30!…..Así de rápido.
La vida no se mide por las veces que respiras, sino por aquellos momentos que te dejan sin aliento…
 
 
Y mientras sigues tarareando canciones de Vanilla Ice, recordando series como El Auto Increíble y aún te enterneces con historias como Candy, envíale esto a tus amigos de veintitantos… quizá le ayude a alguien a darse cuenta que no está solo entre tanta confusion…

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Veintitantos…

  1. YURITZI dijo:

    Hola profe Pedro:
    ¿Usted escribió esto? ¿Qué edad tiene?   Se lo comento porque me identifiqué mucho con cada unas de las aseveraciones que manifiesta en esta entrada de blog y le solicito permiso por escrito para agregar este documento en mi espacio, para que todos mis amigos de "veintitantos" lo lean.  Sin más por el momento me despido y le agradezco mucho que mantenga actualizado su guarida cibernética.
     
    Muchas gracias. Saludos a la maestra Paty…

  2. Pedro Arturo dijo:

    Gracias de nuevo, mi estimada y artista amiga, por entrar a ContraSentido. No. No escribí yo esta entrada; honestamente desconozco quién lo haya hecho; pero concordarás conmigo que lo que ahí dice es la pura verdad. Tengo veintisiete años, Yuritzi. Voy a la mitad de esta bachienta carretera.
     
    Tleluz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s