No quiero ir a la escuela

Pues hoy es viernes, señoras y señores y estamos a unos días de concluir con estas vacaciones de Semana Santa que estuvieron bastante bien. Creo que fueron unas vacaciones por demás productivas ¿Por qué? porque no hice nada. ¡¡¡En serio!!! a veces el no hacer nada suele ser productivo. Y es que me he dado centa, al pasar de los años que no hay que tomarse al trabajo tan en serio; hay que darse su espacio y disfrutar el tiempo, ver una película en familia, dormir después de la comida y salir a jugar a la calle. En otras vacaciones me la he pasado estresado pensando en los días próximos, nervioso de hacer las cosas a tiempo y cumplir con mis compromisos.
¿Les confieso algo? Creo que estas vacaciones fueron más para mí, que para los alumnos… Creo que ahora que soy profesor disfruto más de las vacaciones que cuando era niño, las valoro más, las espero con mayor anhelo. Son un respiro de tranquilidad. Una bocarada de aire fresco. Y creo también que esta filosofía al estilo de "Jacuna Matata" fortalece los lazos familiares y hacen que los niños disfruten mágnamente de sus padres. Mi esposa también ha estado muy contenta en estos días.
¡¡¡No quiero que se acaben las vacaciones!!! (Es un grito así como de "¡Mamá, hoy no quiero ir a la escuela!")
 
Tleluz
 
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s