Imperfecciones

 
Antes de escribir el siguiente texto pensé concienzudamente en el mismo. Recordé las palabras que mi esposa me dijo en una ocasión y que, según observé, lo dijo con toda la veracidad, seriedad y asertividad posible: "me gusta cuando escribes cosas tiernas; a veces escribes muy fríamente, así no me gusta".
 
Paty, sé que este escrito no te va a gustar.
 
Pues bien, hoy quiero hablar de situaciones un tanto complejas de manejar; de las cuales no es necesario ser un experto, ni tener una apreciación científica ni con un criterio filosófico ni nada por el estilo. Simplemente se necesita de poseer una mente abierta y un criterio maduro y libre.
 
Hoy en la tarde y mientras me tomaba una rica agua de calhúa, miré con cierto coraje y desprecio el pesado caminar de un viejecito que se movía a marchas forzadas. Respiraba agitadamente trataba de levantar sus piés del suelo, los cuales le respondían con mucha dificultad. Su enorme barriga hacía más complicado el objetivo y sus débiles piernas advertían que en cualquier momento se doblarían haciendo caer irremediablemente al pobre anciano. Su edad, creo que andaba sobre los ochenta años. Su apariencia denotaba una vida llena de pesares y con esos zapatos rotos parecía un indigente más de los que bagabundeaban por la ciudad. Creo que era eso, un indigente.
 
Usted se preguntará si es desprecio lo que sentí por ese hombre. Pues no. Sentí coraje. Coraje de ver aquello y darme cuenta que el Hombre es la criatura más perfecta -biológicamente- que habita este planeta; observar esa pobreza y percatarme que en esos ojos se esconde una historia que a nadie interesa. Si aquel hombre muriera, no pasaría nada.
 
¿Dejó de servir? o ¿Para qué sirve una persona así? ¿Se pueden aplicar estas preguntas a un ser humano? ¿se puede decir que el mayor logro natural -El Hombre- deja de servir en cierta situaciónes y a determinado tiempo? La respuesta me da miedo.
 
Seguramente usted estará pensando que soy un maldito racista o un despreciable e inhumano ente viviente. Créame que no lo soy. Soy una persona que cree firmemente que lo que nos mantiene vivos -más allá de lo orgánico- es exactamente lo que a veces nos perjudica. Ojo: no estoy en contra de los ancianos ni nada por el estilo. Estoy en contra de esta perra vida que tiene a esos ancianos vendiendo paletas de hielo en pesados carritos. Estoy enojado ante la imagen de aquella familia que tiene un hijo con malformaciones congénitas y viven su vida esperando un cabrón milagro. Estoy sumamente consternado al ver cómo nacen y nacen niños sin la posibilidad de ser gente de bien, gente productiva, gente que haga cambiar al planeta, culpa de sus irresponsables padres los cuales no se preocupan por brindarles una educación.
 
Estoy asombrado ante la fe insólita de la gente ante situaciones que para mí son tan absurdas como la existencia del mounstruo dentro del clóset.  Una fe ciega, aunque a la persona se la lleve la chingada.
 
Ante todo esto, me doy cuenta que ese "ser biológicamente perfecto" del que hablaba, no lo es tanto. La naturaleza nos dio un cerebro magestuoso que se guarda en una cabeza desproporcional -en comparación con los demás animales- y sólo la usamos para ponernos la gorra.
 
¿Por qué no queremos trascender? ¿Por qué no queremos dejar un buen legado a la humanidad? ¿Por qué pensamos que venir a este mundo es sólo para comer carnitas y escuchar canciones de Valentín Elizalde?
 
Me da pánico imaginarme caminando como un indigente en un futuro. Me aterroriza que uno de mis hijos o nietos se esfuercen por levantar unos piés cubiertos por unos zapatos rotos de indigente.
 
¿Sabe qué siento? que vivimos en una minúscula parte del caos que todavía impera en el planeta. Aún no existe la perfección. Aún el todo está en proceso de adecuación, de adaptación.
 
"El optimista piensa que vivimos en el mejor mundo posible, el pesimista, teme que esto sea verdad"
 
"Cómo puedo creer en un dios que me hace imperfecto y débil y luego me castiga por mis imperfecciones y debilidades"
 
Tleluz
 
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Imperfecciones

  1. reyna dijo:

    Sabe que respeto mucho su opinion…
    Pues esta es la mia, con respecto a lo que usted vio en esa calle.
    Ese señor de las canas, con sus trapos sucios y con sus pies casi tocando el piso, es el resultado de lo que el sr hizo en los años de gloria que tuvo, todo es una cadena sr Pedro, y como bien tiene usted al tocar el tema de los padres, es muy cierto, todo lo que usted haga, diga y actue frente a sus pequeños, ese señor, sera la formacion basica de un futuro para ellos, todo esta en la forma de vivir en su casa. Crie amor, pasion, paciencia y humildad para cuando sus pequeños tengan la edad que usted tiene, y usted se un anciano,ellos puedan hacerse cargo de usted y su esposa, cuando tengan que depender de sus manos y pies.
    Como ve? tal vez usted no es el unico que escribe friamente!
    con respecto a lo que menciona de que "NO PUEDE CREER QUE DIOS LOS HAGA IMPERFECTO Y DEBIL, Y DESPUES NOS CASTIGUE" (ojo, no soy hermana) DIOS no castiga,nosotros somos nuestros propios VERDUGOS!! Ahora otra cosa, no ha pensado que tal vez lo que le a tocado vivir, este haciendo de usted un hobre tan ciego,que no se ha percatado de la existencia de hechos que puedan hacerle pensar sobre la existencia de un ser, "CREADOR DE TODO LO QUE LO RODEA?"
    Disculpe si me meto mucho, pero usted es muy valioso como para que tenga un concepto tan frio de todo lo que lo rodea.
    GRACIA!! espero no le moleste mi comentario. CON TODO RESPETO!!!! USTED ES MAS QUE ESO!!!

  2. Pedro Arturo dijo:

    Hola, amiga. Gracias por entrar a ContraSentido. Otro agradecimiento por la recomendación de que no debo ser un padre que actúe con el ejemplo equivocado. Creo que a todos nos queda claro que esa es cuestión lógica: al que obra bien, bien le va.
    Por otro lado, me llama la atención su opinión sobre mi poca visión para percatarme de que existe alguien creador de todo lo que me rodea. Pues quiero decirle que lo he pensado e investigado en muchas ocasiones y he llegado a la conclusión de que todo lo que nos rodea es obra de la magestuosa naturaleza actuando a favor de las especies con mayor poder de adaptación. Perdón, no creo en dios. No existe una sola razón para que exista un ser que todo lo sepa, que todo lo pueda y que todo lo vea; y que con esos "súperpoderes" no quiera -o no pueda- salvarle los últimos días de vida a un pobre viejo que en su juventud hizo de su vida un papalote y que está sufriendo su "castigo" por haber sido así. Como usted lo dice: "nosotros mismos somos sus verdugos". Lo siento, un dios no puede tener tantos poderes y tan poco corazón.
     
     
    Gracia por considerarme valioso. Ojalá mis palabras no sean ofensivas.
     
    Tleluz
     

  3. ..paww.. GraCiias x TodOo.. eReSs LoO dijo:

    Totalmente de acuerdo con usted…

  4. YURITZI dijo:

     Simplemente un duelo de ideas interesantes que sacuden mi intelecto a altas horas de la madrugada, prometiendome más visitas a este espacio…sin más comentarios.  Me gusta lo que he leído, de ambas partes.  Esa persona debió publicar su nombre para permitirnos el deleite de visitar también su espacio.
     
    Gracias por estas letras envueltas para regalo.
    ¡Saludos a ambos!
     
    p.d. Me parece muy bonito que su esposa lea, comente e incentive a continuar con su labor escrita mediante este espacio electrónico.   Felicidades a usted por escribir y a su esposa por contribuir.    Por cierto señora , me resulta casi indispensable   visitar su espacio tambíén, me tomaré el atrevimiento.

  5. Pedro Arturo dijo:

    Gracias, Yuritzi, por entrar a ContreSentido.
     
    Me quedaría corto al expresar mi gratitud por tus comentarios, ya que he checado tu espacio y me percato de la calidad literaria que posees.
    Es un placer saber que gente como tú se interesa en un espacio como éste. Tu redacción, tus contenidos y tus gustos hablan muy bien de una chica como tú. Felicidades.
    ¡¡¡No estamos solos!!! Hay gente como tú y como yo que utilizamos este medio para satisfacernos con las palabras, con las leras, con las frases, con el quehacer literario.
     
    Amigos, entren al espacio de Yuritzi, les va a gustar.
     
    Tleluz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s