Teoría Pedagógica para ignorantes

 
 
Luego de varios meses sin escribir en el presente blog, me atrevo a exponer algunos asuntos que seguramente serán de interés para los poquísimos profesores que realemnte están movidos por este mundo loco de la Educación. Me refiero a que a veces vamos por el mundo experimentando con nuestros pobres "querubines" (claro, es una ironía) sin conocer siquiera los conocimientos básicos sobre la Teoría Pedagógica que sustenta la metodología contemporánea. Veamos.
 
Otro profesor que esté un poco lejos de nuestro panorama se llamó Lorenzo Millani. Este señor, tremendo, enternece con su registro de todo lo que elaboró. Es el tipo de maestro humanista que pregonó la bandera de la Educación como "Acto de Amor". (Ojalá lo hubiera leído mi exdirector, el profesor Tomás y no me hubiera dejado sin patillas). 
 
Si usted quiere saber desde cuándo se maneja una corriente humanista, más o menos con los principios que manejamos ahora le recomiendo que lea a Johan Amos Comenius. Este señor vivió en el siglo XVII (En mis seiscientos, pues) y sus postulados son tan extraordinariamente buenos que parecerían elaborados por un investigador actual. El libro se llama "Didáctica Magna" (De hecho con él surgió esta palabrita), sólo que le advierto que dicha obra es bastante grandecita.
 
Si quiere saber desde cuándo inició ese rollo de "dejar a los niños que hagan ruido en el salón" le recomiendo lea lo elaborado por Pestalozzi, Montessori y principalmente por un señorazo tremendo llamado John Dewey. Si usted, estimado profesor, conoce la esencia de Dewey, seguramente ya sabe que esete señor se adelantó a su tiempo. El famoso Pragmatismo y Funcionalismo se deben a este estadounidense. No puede dejar pasar el conocer a Dewey. LEALO. LEALO.
 
Uno de los dolores de cabeza es la disciplina. ¿Quiere saber cómo arregló sus asuntos de disciplina un excelente profesor lde apellido Makárenko? ¿Sabe usted hasta dónde se puede ser condescendiente y "buena onda"? LEa a Makárenko. No se va a rrepentir. Pero lea la biografía completa, donde habla de la comunidad Gorki y de lo que hizo cuando Sadorof (si no me equivoco, así se llamaba) desobedeció a sus indicaciones. Lea, de preferencia el "Poema Pedagógico".
 
Si quiere enterarse de todo esta corriente maravillosa (realmente es maravillosa) llamada Conductismo -que aunque es psicológica, pegó en lo pedagógico- no puede dejar de leer las investigaciones de Skinner, Pavlov, Thorndick (creo que se escribe así, je) y Tolman. ¿No conoce a ninguno de ellos? Qué verguenza.
 
Ahora, si quiere meterse con asuntos radicales y ver la Educación desde un punto de vista totalmente diferente, le recomiendo a dos señores que, de tener usted una mente débil, lo van a dejar más traumado de lo que está. Estos señores son Alexander Neill y el fantástico y maravilloso IVÁN ILLICH. Si usted comprende estas dos teorías, o cambia su perspectiva sobre la educación o mejor renuncia a su escuela (bueno, si está en el Sindicato, no creo que renuncie).
 
Ahora, si quiere saber qué está pasando con asuntos totalmente contemporáneos. Analice asuntos como…
 
Mejor ahí le dejamos. Regáleme su punto de vista. Agrtegue comentarios. Enriquezcámonos, estimado profesor. 
 
Tleluz  
 
  
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s